Jerigóndor – Lewis Carroll

ttlg272Cocillaba el día y las tovas agilimosas
giroscopaban y barrenaban en el larde.
Todos debirables estaban los burgovos,
y silbramaban las alecas rastas.

“¡Cuídate, hijo mío, del Jerigóndor,
que sus dientes muerden y sus garras agarran!
¡Cuídate del pájaro Jubjub, y huye
del frumioso zumbabadanas!”

Echó mano a su espada vorpal;
buscó largo tiempo al manxomo enemigo,
descansó junto al árbol Tumtum,
y permaneció tiempo y tiempo meditando.

Y, estando sumido en irribumdos pensamientos,
surgió, con ojos de fuego,
bafeando, el Jerigóndor del túlgido bosque,
y burbulló al llegar.

¡Zis, zas! ¡Zis, zas! ¡Una y otra vez
tajó y hendió la hoja vorpal!
Cayó sin vida, y con su cabeza,
emprendió galofante su regreso.

“¿Has matado al Jerigóndor?
Ven a mis brazos, sonrillante chiquillo,
¡Ah, frazoso día! ¡Calós! ¡Calay!”
mientras él resorreía de gozo.

Cocillaba el día y las tovas agilimosas
giroscopaban y barrenaban en el larde.
Todos debirables estaban los burgovos,
y silbramaban las alecas rastas.

– Lewis Carroll
Alicia a Través del Espejo

* Versión de Francisco Torres Oliver, incluida en Alicia anotada, edición de Martin Gardner. Akal Editor, Madrid, 1984.

Cantares – Joan Manuel Serrat / Antonio Machado

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.

Nunca perseguí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles
como pompas de jabón.
Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse.
Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino, y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino,
sino estelas en la mar.

Hace algún tiempo, en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos,
se oyó la voz de un poeta gritar:
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar,
golpe a golpe, verso a verso.

Murió el poeta lejos del hogar,
le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar,
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar,
golpe a golpe, verso a verso.

Cuando el jilguero no puede cantar,
cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar,
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar,
golpe a golpe, verso a verso.
golpe a golpe, verso a verso.
golpe a golpe, verso a verso.

Joan Manuel Serrat
Antonio Machado

Más o Menos – Mario Benedetti

benedettiTodos los días son un día menos
todas las noches una noche más
el corazón pregunta a que he venido
Si todo es tan liviano y tan fugaz

todas las playas son la playa menos
cuando son invadidas por el mar
y las cuatros estaciones no hacen ruido
en las esquinas de la realidad

todos los dioses son un dios de cero
que se ha quedado sin eternidad
mientras tanto luchan con el aire
los pájaros que aprenden a volar

todas las muertes son la muerte de otro
y la olvidamos para no llorar
pero también están los que / inocentes/
con pies desnudos pisan el umbral

todos los días son un día menos
todas las noches una noche más
pero si aún hay flores a la vista
la vida es una fiesta de guardar

– Mario Benedetti

Me Gustas Cuando Callas – Pablo Neruda

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que te hable con el silencio tuyo.

Déjame que también te hable con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejos y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa, como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan,
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

~ Pablo Neruda
Poema #15

Se Fiel a Ti Mismo – William Shakespeare

“Hamlet” – Primer Acto, Tercera Escena

Polonius:

Llévate mi bendición y graba en tu memoria estos principios: no le prestes lengua al pensamiento, ni lo pongas por obra si es impropio. Sé sociable, pero no con todos. Al amigo que te pruebe su amistad sujétalo al alma con aros de acero, pero no embotes tu mano agasajando al primer conocido que te llegue. Guárdate de riñas, pero, si peleas, haz que tu adversario se guarde de ti. A todos presta oídos; tu voz, a pocos. Escucha el juicio de todos, y guárdate el tuyo. Viste cuan fino permita tu bolsa, mas no estrafalario; elegante, no chillón, pues el traje suele revelar al hombre, y los franceses de rango y calidad son de suma distinción a este respecto. Ni tomes ni des prestado, pues dando se suele perder préstamo y amigo, y tomando se vicia la buena economía. Y, sobre todo, sé fiel a ti mismo…”

William Shakespeare, Hamlet

Soneto 18 – Guillermo Shakespeare

¿A un día de verano compararte?
Más hermosura y suavidad posees.
Tiembla el brote de mayo bajo el viento
y el estío no dura casi nada.

A veces brilla demasiado el ojo del cielo
Y otras su tez de oro se apaga;
Toda belleza alguna vez declina,
Llevada por la suerte o por el tiempo.

Pero eterno será el verano tuyo.
No perderás la gracia; ni la Muerte
Se jactará de ensombrecer tus pasos
Cuando crezcas en versos eternos.

Mientras sea posible respirar o ver
También vivirá éste, y éste
Te da vida a ti.

~ Guillermo Shakespeare

Mañana y Mañana y Mañana por Guillermo Shakespeare

Mañana y mañana y mañana
Se arrastra en este paso de poca importancia día tras día
Hasta la última sílaba del tiempo escrito;
Y todos nuestros ayeres han alumbrado a los necios
Su camino una muerte polvorienta.
¡Apágate, apágate breve llama!
La vida no es más que una sombra caminante;
Un pobre actor que se pavonea y se inquieta
Por su hora en el escenario; y luego más nunca se le oye:
Es un cuento contado por un idiota, lleno de bulla y de furia,
Sin significado.

~ Guillermo Shakespeare
Macbeth

“El Camino no Tomado” por Robert Frost

El Camino no Tomado

Dos caminos divergieron en un bosque amarillo,
y apesadumbrado que no podría viajar ambos
y ser un solo viajero, largo estaba parado
y miraba el camino de uno hasta donde podía,
Hasta que dobló en la maleza;

Entonces tomé el otro, tal como justo,
y teniendo quizás la demanda mejor,
Porque era herboso y deseado de desgaste;
Sin embargo en cuanto a eso el pasar por allí
Los había usado realmente casi iguales,

Y ambos que esta mañana estaban iguales
Ni un paso había pisado las hojas negro.
¡Ah, guardé el primer para otro día!
A su vez sabiendo que un camino da a otro,
Dudé si volviera a estar en ese mismo lugar.

Diré esto con un suspiro
En algún momento en el futuro:
Dos caminos divergieron en el bosque, y yo —
Yo tomé el menos frecuentado,
y eso ha hecho toda la diferencia.

– Robert Frost

Traducido por Rob McBride